El oficio de cerrajero, su evolución a lo largo de los años

cerrajero

La cerrajería no es un oficio ni un arte nuevo, su data es históricamente antigua, llegando a ser ejercida, incluso antes de darle un nombre formal, por las primeras civilizaciones.

Como la mayoría de las ciencias, artes y profesiones, el oficio cerrajero no ha escapado de evolucionar en el tiempo, utilizando siempre a su favor la revolución industrial y tecnológica como anclas de su crecimiento y mejora. Continúa la lectura y conoce su evolución en los años.

Un origen sin data precisa, pero con muchos herederos

No se precisa ni hay registros de la fecha del surgimiento del oficio cerrajero, su nacimiento se le atribuye a las antiguas civilizaciones chinas y egipcias, otros hablan de los fenicios y griegos, pero todas las teorías coinciden en que en un inicio era parte de la herrería.

La diversidad de civilizaciones a las que se les hacen honores de su concepción se fundamentan en que la cerrajería apareció casi al mismo tiempo en ellas, sin embargo los historiadores sustentan esto en que fue un oficio propagado y aceptado con rapidez.

De herreros a cerrajeros, siempre con la misma intención

En un principio eran los herreros quienes practicaban la cerrajería entre sus actividades metalúrgicas, pero con el paso de los años las actividades fueron separadas, dando nacimiento a la cerrajería, estando así ligada de forma inseparable de la evolución de la forja.

Las primeras llaves, cerraduras y cerrojos, fueron hechas por herreros y sus diseños han ido evolucionando, con el fin de hacerlos más complejos, así lo sostiene hoy las actividades de los Cerrajeros Madrid centro con sus trabajos profesionales.

Persiguiendo aumentar la seguridad de los bienes, protegiéndose de forma más efectiva de los amigos de lo ajeno, curiosos y demás personas que buscan inescrupulosamente revisar o llevarse lo que no les pertenece.

Dos fueron en un inicio los tipos de cerraduras; unas hechas en hierro forjado, usadas para mantener seguros los bienes de la realeza, la nobleza y el clero; y otras hechas de madera creadas y usadas por las clases bajas para asegurar sus pocos bienes.

Evolución del oficio cerrajero en el tiempo, cómo se ha dado

La evolución de la cerrajería ha ido de la mano con las revoluciones industriales y tecnológicas vividas, buscando mejorar y perfeccionarse a través de ellas, para dar cumplimiento a su razón de origen: El resguardo seguro de los bienes personales.

Desde sus orígenes la cerrajería se ha dado para resguardar con seguridad y en privacidad los bienes personales más preciados.

En un inicio eran joyas, piedras preciosas y documentos, con el paso de los años, todo lo que tuviera un importante valor personal, histórico, social y/o económico, encontró en los distintos elementos y herramientas creados por la cerrajería una forma de resguardarse de los demás.

Aunque los actuales cerrajeros han extendido sus oficios y se han especializado en la instalación y mantenimiento de otros elementos como puertas, persianas, cajas fuertes, cajas de seguridad y sistemas de seguridad de distintos orígenes, ampliando el alcance de la cerrajería.

La intención del oficio cerrajero ayer y hoy

En el pasado y en el presente la intención y función del oficio cerrajero es la protección de la privacidad de las personas, a través del resguardo de sus bienes, muebles e inmuebles y sus pertenecías más preciadas, que no desean sea del conocimiento y/o dominio del resto de las personas.

La cerrajería ha buscado y busca mantener fuera del alcance de los ladrones y curiosos las pertenencias personales.

En el medievo el oficio cerrajero evolucionó en la calidad de la seguridad que brindaba, y los artistas del diseño hicieron su parte, haciendo las imágenes de cerraduras, cerrojos y llaves más atractivas y embellecidas.

Distintos modelos tomaron popularidad en el modernismo e inicio de la contemporaneidad, en la cerrajería, hasta hacerlas cambiables, doble seguro, de bombines y hoy en día la era digital tiene gran intervención en la cerrajería, con productos de alta seguridad y tecnología.

La cerradura de resguardar joyas y algunas puertas, pasó a ser un implemento de uso común por las distintas clases sociales, a lo largo de los años, sin perder en  tiempo su origen, proteger lo propio de manos ajenas. Puertas, ventanas, cierres, casas, oficinas, vehículos alacenas, estantes, todos con algo común, una cerradura.

El oficio cerrajero, sigue evolucionando, y hoy en día puede estudiarse para tener una formación profesional que certifique los conocimientos de este oficio.

La cerrajería es un oficio profesional, visto también como un arte, que protege y resguarda los efectos personales y bienes de cada individuo, de los demás. Permite crear, instalar, reparar, mantener e intercambiar cerraduras, cerrojos y candados.

El oficio cerrajero no ha dejado de evolucionar, y por haberse apoyado en la tecnología, es esperable, siga avanzando conforme ésta lo haga.